Ser una empresa con una larga trayectoria no tiene por qué ser sinónimo de ser una marca anticuada. Es cierto que muchas no han sabido evolucionar al ritmo que lo hace la sociedad y que el precio que han tenido que pagar es muy alto. Pero hay otros ejemplos que nos enseñan que reinventar y refrescar una imagen de marca es posible.

RISI y su obsesión por acercarse a la Generación Z

Lo que pretende RISI, una fábrica de snacks y galletas con más de 50 años de historia, es evitar que sus productos caigan en el olvido por no lograr conquistar a los más jóvenes de hoy en día.

No es difícil que quien haya nacido entre los 70 y los 90 recuerde las bolsas verdes de ‘Gusanitos’, las rojas de ‘Palomitas’ y las blancas de ‘Risketos’. Pero en RISI son conscientes de que la Generación Z (los nacidos desde los últimos años de los 90 hasta los primeros de los 2000) no siente el mismo aprecio por sus aperitivos. Por eso, se han puesto las pilas.

¿Qué ha hecho la marca para ‘rejuvenecerse’?

RISI ha decidido en este caso poner el foco en uno de sus productos estrella, los Risketos. Además de rediseñar el packaging original de estos sabrosos palitos naranjas, han creado una campaña totalmente enfocada a la Generación Z

En ella, las bolsas tienen un papel muy relevante. En concreto, se han creado 20 versiones diferentes, cada una con una expresión que utilizan habitualmente los chicos y las chicas de entre 10 y 23 años. Por ejemplo:

  • Crush
  • BB
  • Nood
  • Mi pana
  • Top
  • Crack
  • Bae

La mecánica es sencilla: cada bolsa de Risketos contiene un código QR que dirige a una landing page específica con todo el contenido de la campaña. 

Se trata de animar a los jóvenes consumidores a que hagan como sus influencers favoritos y creen sus propios contenidos contando qué es lo que más les deja huella, con el hashtag #mancharseconrisketosesotrorollo. Como la huella naranja que nos dejan los Risketos en las manos cuando nos los comemos. 

A través de este challenge, la marca ha logrado llegar a un público al que muy difícilmente habría podido impactar con acciones más tradicionales.

Perder el miedo a evolucionar, el secreto del éxito

Nuestra intención al compartir contigo este caso de éxito es hacerte ver que no hay nada inamovible. El mundo evoluciona y, si tu marca no lo hace con él, es muy posible que se quede en el camino. Muchas empresas se quedan paralizadas por miedo, pero no hay nada menos recomendable. ¡Te lo aseguramos!

Abrir chat
¿Necesitas más información?
Hola, ¿en qué podemos ayudarle?