Marketing de Producto: la cerveza que “enferma”

Antes de que nuestro país estuviera en pleno confinamiento, era muy habitual ver circular por las redes todo tipo de publicaciones y memes relacionando la reconocida cerveza ‘Corona’ con el virus. De hecho, un 57% de las personas que buscaron información era por una posible relación entre ambos. Muchas de las búsquedas por internet sobre esto han sido “virus de la cerveza” o “coronavirus de la cerveza”, resultado por el que finalmente se ha visto contagiada.

Para la famosa marca no ha tenido tanta gracia, ya que estos chistes han tenido sus consecuencias, debido a que sus ventas se han visto desplomadas significativamente debido al vínculo con el coronavirus.

Su fabricante, Constellation Brands Inc., ha visto su caída entre un 8 y 9% en los últimos días en la bolsa de Nueva York. Además, varias encuestas revelan, que parte de los consumidores americanos confirman que no comprarían la cerveza mexicana por la pandemia, y otro tanto, que simplemente se avergonzaría de beberla en público. Siendo ésta, la tercera cerveza más vendida en el país.

¿Por qué se ha visto tan perjudicado este producto?

La cerveza Corona es un producto reconocido internacionalmente y con una distribución en más de 180 países, siendo líder en el sector cervecero.

Su rotundo éxito se debe a sus campañas de marketing. Sus estrategias siempre han estado dirigidas a un mismo mercado objetivo y consolidándose en el uso de la psicología del consumidor, apostando siempre por una publicidad donde se vean implicados los sentimientos de sus clientes y con un mismo discurso que ha permanecido a lo largo de los años.

Por desgracia y casualidad, el parecido fonético ha sido el causante de la “epidemia” en la cerveza. Este tipo de asociaciones entre una situación que se hace viral y una marca o producto, se hacen a conciencia a favor de los resultados positivos para la propia empresa. Pero en este caso no ha sido así, ya que ni ha sido intencionado ni tampoco ha obtenido un rendimiento satisfactorio.

En este tipo de casos, para la obtención de ganancias, se hace uso de la expresión verbal y no verbal que ejerce la marca, por ello su parecido vocal ha provocado que en la mente del consumidor se produzca un feedback negativo de la cerveza, con la consecuencia de una caída en sus ventas.

Como se suele decir: “Nuestra mente puede jugarnos malas pasadas

Abrir chat
¿Necesitas más información?
Hola, ¿en qué podemos ayudarle?